Analítica de vídeo: ¿preparados para el cambio?

Tienen ustedes un sistema de CCTV que graba las 24 horas del día. Tienen un vigilante de seguridad encargado de controlar las cámaras, pero también de abrir a los proveedores, de hacer rondas de marcaje, de atender al público… El vigilante no puede permanecer todo el tiempo ante las pantallas de control, ni tiene ojos para todas. Me dirán, por supuesto, que las imágenes quedan grabadas, que se pueden estudiar con posterioridad, pero no nos engañemos: bien por falta de tiempo, bien por falta de recursos, la mayor parte de estas grabaciones se quedan archivadas, nadie las ve. ¿Resultado? Que muchos incidentes de seguridad pasan inadvertidos y no se detectan a tiempo los comportamientos sospechosos que permitirían evitar un hecho no deseado.

La analítica de vídeo en el campo de la seguridad surge para salir al paso de esta situación. Consiste en la utilización de softwares con algoritmos informáticos que analizan por sí mismos, de modo automático y en tiempo real la información procedente de las cámaras, respondiendo a la detección de eventos previamente configurados con filtros y patrones. Frente a los sistemas de vídeo vigilancia clásicos, en los que la imagen se graba y transmite íntegra y en estado puro a un centro de control en el que alguien vigila, en los sistemas con analítica de vídeo se envía solamente aquello que, captado por la cámara, es digno de respuesta. No sólo eso, sino que en realidad ni siquiera es imagen de vídeo lo que se transmite, sino que el software de analítica distribuido lo que hace es extraer información útil de las imágenes de vídeo, convirtiendo el vídeo en datos.

En esta imagen proporcionada por Axis, podemos ver un ejemplo del funcionamiento genérico de la analítica de vídeo: cuando una persona cruza una línea virtual (definida en la aplicación de analítica de la cámara de red), se generan metadatos del evento y se envía una notificación a un PC.

Tipos de soluciones en analítica de video

La tecnología detrás del análisis de vídeo, llamada visión artificial, se remonta a la investigación en inteligencia artificial de los años 60 y ha evolucionado durante décadas a partir de las necesidades militares y de defensa.

Video Motion Detection (VMD)

La forma más elemental de la analítica de video es la denominada VMD (siglas de Video Motion Detection, detección de movimiento por vídeo). Es un sistema básico, que reacciona al movimiento. Un sistema VMD envía una señal de alarma al centro de control cada vez que algo se mueve frente a la cámara.

Ejemplo de una de estas soluciones es el VMD de Axis, una aplicación gratuita que se incorpora a la mayor parte de cámaras Axis y que permite al dispositivo detectar movimiento en el vídeo y activar una grabación, ya sea en local o en un sistema de gestión de vídeo. Esto permite ahorrar en costes del sistema, ya que se transmite y se graba menos vídeo en comparación con la grabación continua.

Soluciones de analítica centralizada

Las soluciones centralizadas son las primeras en desarrollarse, aplicadas a los sistemas analógicos. En ellas, las imágenes son enviadas por los periféricos a los servidores. Estos servidores son capaces de analizar las imágenes de varias cámaras al mismo tiempo y de aplicar diferentes reglas simultaneas y complejas.

El principal problema de estos equipos es que las cámaras transmiten todo el vídeo, consumiéndose mucho ancho de banda y generando enormes necesidades de almacenamiento. Además, la propia configuración del servidor (requerimientos de procesador y RAM) limita la capacidad de análisis a un cierto número de canales. Por otra parte, el análisis no se lleva a cabo sobre la señal de vídeo pura, sino después del proceso de compresión y descompresión, lo que puede generar pérdidas de información y falsas alarmas.

Soluciones de analítica distribuida o en local

En este caso, es el propio dispositivo (cámara IP o codificador en el caso de las analógicas) el que analiza las imágenes capturadas, realiza las comprobaciones y “decide” si envía o no la señal de alarma. Este tipo de soluciones son la tendencia en última generación de analítica, implican desplazar el procesamiento de las imágenes al periférico que las capta (se “distribuye”). Soporta instalaciones con cientos de cámaras con un gran ahorro, ya que de este modo se necesitan menos servidores, menos procesamiento, menos almacenamiento y menor ancho de banda de la red.  Además, el análisis se realiza sobre el vídeo sin comprimir, de modo que la arquitectura del sistema es mucho más flexible.

Como se advierte en la imagen de esquema proporcionada por Axis, «un sistema auténticamente distribuido con inteligencia en local (en las cámaras de red y los codificadores de vídeo) es el sistema más escalable y rentable».

Configuración de los equipos de analítica

La clave para el buen funcionamiento de un equipo de analítica de vídeo es su correcta configuración. Los equipos deben estar correctamente calibrados y han de ser escogidas con cuidado las ubicaciones de las cámaras. El instalador debe tener en cuenta los diversos factores que afectan al sistema:

Los factores ambientales, por ejemplo, ejercen una gran influencia sobre el rendimiento de prácticamente todos los algoritmos de la analítica de vídeo. Dentro de estos factores ambientales cabe destacar:

a) El ángulo de la cámara, que determinará la perspectiva, la oclusión y en consecuencia la segmentación de objetos.

b) La distancia al objeto y el nivel de iluminación mínima, salvo que se utilicen cámaras térmicas, por ejemplo.

c) El grado de actividad de un entorno, pues cuanto mayor sea el nivel de actividad, mayores serán las posibilidades de generar falsas alarmas y más preciso deberá ser el algoritmo.

d) Los cambios del clima o el tipo de fondos también afectarán al calibrado de la cámara.

Hay que tener en cuenta también los factores informáticos, como son la potencia de procesamiento, la resolución, la tasa de transmisión, la velocidad del disco duro, la capacidad de memoria, etc.

En este sentido, son de gran interés las publicaciones formativas de Axis, que tratan diversos temas acerca de la instalación de las cámaras, desde el cableado hasta la posición de la cámara (en la imagen, algunos de los esquemas que propone Axis en estos artículos a que nos referimos), pasando por la toma en consideración de los factores ambientales, así como criterios para seleccionar el tipo adecuado de cámara, el switch, la alimentación, etc.

Aplicaciones de la analítica de vídeo

Son muchas las ventajas de la analítica de vídeo. Supone un gran ahorro de dinero, ya que al enviarse menos vídeo a través de la red, se reduce la carga y las necesidades de almacenamiento. También implica ahorro de tiempo, pues facilita la supervisión de las imágenes y la realización de búsquedas en el vídeo grabado, lo cual, a su vez, permite a los vigilantes y operadores gestionar más cámaras. Por otra parte, el análisis automático del vídeo en busca de incidentes de seguridad permite actuar antes de que se produzca el hecho, lo que dota de mayor eficiencia al sistema: no olvidemos que el objetivo principal de la seguridad es prevenir y evitar hechos dañinos.

Entre estas aplicaciones posibles de la analítica de vídeo, caben señalar cruce de líneas, puertas o zonas, la detección de elementos abandonados y la clasificación de objetos. También permite, en relación al movimiento, identificación de movimientos sospechosos, detección y rastreo de movimientos y, al contrario, la detección de alguien que se detiene en áreas restringidas durante un lapso inusual. La analítica puede extenderse no sólo a las cámaras de imagen visual, sino también a las cámaras térmicas.

Pero, además, la analítica de vídeo crea valor para la impresa, al permitir la integración de los datos de vídeo en otros sistemas, como el conteo de personas y el control de la afluencia de clientes en tiendas minoristas, o el de colas en aeropuertos y cajas, o bien los contadores de ocupación en las zonas de espera. Son funciones que van más allá de la estricta vigilancia y control, y que permiten a las empresas recabar información útil a efectos estadísticos y de mejora de sus servicios.

Departamento de Marketing – Diid

Esta entrada fue publicada en DiiD, Intrusión, Sin categoría, Vídeo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.